Lepra

Lepra

La Lepra es una enfermedad de la piel donde se observan nódulos, manchas hipo crómicas y placas con bordes realzados. Es una enfermedad causada por Mycobacterium Leprae que afecta la piel y los nervios, excepto el sistema nervioso central.

Para verse afectado por la Lepra y adquirirla es necesario convivir con los enfermos de esta dermatosis por muchos meses o inclusive años, y sobre todo ser susceptible pues no cualquier persona es propensa a desarrollar esta enfermedad, la vía de entrada al organismo humano de este bacilo Mycobacterium Leprae es por contacto cutáneo o por mucosas.

Tomando en cuenta diversos estudios así como las características clínicas la lepra se clasifica en:

Lepra Lepromatosa: 2 tipos

1.- Nodular: aparece en la cara, tronco y miembros, respetando palmas, plantas, piel cabelluda y glande, las lesiones son nódulos que van de 2 a 3 mm hasta 2 o 3 cm y son del color de la piel. Este tipo afecta todo el organismo menos el sistema nervioso central, siendo la variedad mas frecuente, inféctate, y la intradermorreacción a la lepromina (Mitsuda) es negativa y el sistema inmunológico del paciente se encuentra muy deteriorado.


2.- Difusa: esta afecta toda la piel y el paciente presenta una piel lisa, brillante. Aquí hay una infiltración total del bacilo en el tegumento, observando únicamente caída de las cejas, telangectasias en la cara y atrofia de la piel después del periodo agudo de la dermatosis.

Lepra Tuberculoide: Afecta solamente la piel y nervios periféricos: las lesiones aparecen en cara, miembros y glúteos, donde puede haber placas de 1 a 20 cm. Con bordes definidos y realzados, ovales, circulares que asemejan placas de tiña, pero a diferencia del prurito de la tiña aquí se presenta perdida de la sensibilidad. Sus lesiones no están habitadas por el bacilo por lo tanto no es infectante, la intradermorreacción de la lepromina es positiva, y en algunos pacientes hay involución espontanea ya que su sistema inmunológico esta en buenas condiciones.

Lepra Indeterminada: Este viene siendo el inicio de la enfermedad, las lesiones aparecen en mejillas, cuello, tronco y glúteos, donde encontramos manchas hipocromicas que van de 1 a 10 cm. Con bordes indefinidos y el paciente refiere perdida de la sensibilidad, de la sudoración y del vello. Solo afecta la piel y levemente los nervios periféricos, las lesiones no están habitadas por lo cual no es infectante, la intradermorreacción puede ser positiva permitiéndonos predecir si desarrollara en Lepra Tuberculoide, o negativa si desarrollara en Lepra Lepromatosa de tipo Nodular.


Lepra Dimorfa: En esta variedad hay lesiones descritas en la Lepra Lepromatosa (nódulos) y lesiones descritas en la lepra Tuberculoide (placas aplanadas con borde realzado), según el estado inmunológico de el paciente se puede convertir en Lepromatoso o Tuberculoide, esta variedad de Lepra Dimorfa se considera solamente una etapa de la enfermedad.


Para Diagnosticar la enfermedad generalmente se recurre a una Baciloscopia, a realizar la prueba de la Leprominoreaccion, y la Biopsia.

Para el tratamiento se utiliza Diaminodifenil Sulfona, Clofazimina y Rifampicina.

Para fines de Tratamiento las 4 variedades se dividen en

Multibacilar: Lepra Lepromatosa y Lepra Dimorfa para las cuales se prescribe Diaminodifenil Sulfona 100mg diarios por 2 años mínimo, Rifampicina 600mg cada mes por 2 años, y Clofazimina 50mg al día por 2 años.

Paucibacilar: Lepra Tuberculoide y Lepra Indeterminada Diaminodifenil Sulfona 100mg y Rifampicina 600 mg una vez al mes por 6 meses.

Por el 14-03-2009 Categoria: Dermatologia

Comparte este artículo...

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Un comentario

  1. Anonymous says:

    oh dios mio!